AFÁN DE SUPERACIÓN

    Sin comentarios
    29 Decembro, 2010  |  Categoría: Relatos e poesía  |  Autor: mos

    Soy Pepe, un chico de 26 años que se quedó sin brazos por un accidente de trabajo.

    Un mal día, cortando leña de unos árboles con un compañero, a este le dio un mareo y me golpeó sin querer con la moto sierra en funcionamiento en la parte superior de los brazos.

    Cuando desperté, ya en el hospital, lo primero que vi fue el rostro cálido de mi madre, pero noté que en su mirada se escondía una gran tristeza, no me atreví a preguntarle nada. Dejó caer sus ojos hacia mi cuerpo, yo le seguí con los míos, y me quedé helado.

    Tras un largo tratamiento, me pusieron unos miembros ortopédicos, y tuve que volver a aprender a hacer lo que antes realizaba sin pensar.

    Después de todo esto, al principio me quedaba casi siempre en casa; pero una mañana, harto de mis únicas compañeras, la soledad y el aburrimiento, decidí apuntarme a un curso de informática.

    En clase conocí a una chica muy guapa de la que me enamoré platónicamente. Poco a poco noté que ella también daba muestras de interés y, el último día del curso, vencí mi timidez y le confesé el amor que sentía por ella.

    Cuál fue mi sorpresa cuando me respondió afirmativamente y comenzamos a salir juntos. La relación iba muy bien, unos meses más tarde decidimos irnos a vivir juntos y alquilamos un piso.

    Desde el principio, la convivencia fue estupenda y cada día estábamos más unidos. La vida junto a ella me hizo aparcar a un lado mis complejos y me vuelvo a sentir uno más en este mundo.

    Dos años más tarde nos casamos y nos planteamos tener hijos, pero pasaban los meses y María no se quedaba embarazada, así que se sometió a un caro tratamiento de fertilidad que tampoco dio sus frutos. Sólo quedaba la opción de tramitar una adopción, tras tres años de muchas entrevistas y papeleos llegó a casa nuestra parejita, Carlos y Alejandra, dos mellizos de 3 años y, como dirían ellos, este cuento por ahora se ha acabado y, sin haberlo pensado, me ha salido un pareado.

    NOMBRE: David Fernández González.

    Publicado en Relatos e poesía.
    Copiar permalink.

    Comentarios pechados.