MI LIBERTAD Y MI DEPENDENCIA

    Sin comentarios
    4 Xaneiro, 2011  |  Categoría: Relatos e poesía  |  Autor: mos

    Creo que todo ser vivo nace libre, libre para decidir y elegir: en el trabajo, en el amor, en los amigos, en las parejas, en las relaciones, en los sentimientos… en fin, libre para manejar todo lo que te rodea; sin embargo, a veces, las cosas se tuercen.

    ¿Y sabéis porqué quiero hablar de libertad?

    Porque creo que mi libertad se limitó mucho cuando tuve un pequeño incidente; a partir de ahí, empecé a valorarla de verdad.

    Antes me resultaba muy fácil ser extrovertido, ahora lo soy menos, pues me cuesta horrores hablar y expresarme con los demás.

    Antes también podía andar mucho más “a mi rollo”; mientras que, desde mi percance, aunque puedo decidir lo que hago por mí mismo, tengo la sensación de que dependo siempre de otra persona: de mis padres, de mis hermanos, de mis amigos y amigas, de unos educadores, etc., etc.

    Como consecuencia, ahora me gustan mucho más los animales, me explico, si no fueran por los humanos tendrían libertad en todo.

    Yo además tengo dos perros, me encanta observarlos, salir a pasear con ellos, me siento yo mismo, libre; y nunca me había parado a pensar en qué es lo que me hace sentir así.

    Ahora me doy cuenta.

    Cuando voy con Tobi y Nana, aunque suene mal, el que manda soy yo. La libertad en parte es eso, el poder hacer, elegir, tomar tus propias decisiones, etc.; y con mis perros, esto es posible.

    Por todo ello deben decir que el perro es el mejor “amigo” del hombre; sin embargo, yo no tengo muy claro lo de amigo, sustituiría este concepto por el de compañía, y así otro día podemos volver a pararnos a hablar también sobre el significado de la amistad.

    Y vosotros, ¿os habéis parado a pensar o valorar alguna vez todas estas cuestiones: la libertad, el poder, la amistad, etc…? Pues ya es momento de empezar, aquí os dejo estos deberes, pues a ti también se te pueden torcer las cosas.

    NOMBRE: Salvador Guerra Casal.

    Publicado en Relatos e poesía.
    Copiar permalink.

    Comentarios pechados.