PARTE DE MI

    Sin comentarios
    12 Xaneiro, 2011  |  Categoría: Relatos e poesía  |  Autor: mos

    Hoy por la mañana, cuando conseguí por fin levantarme yo solo de la cama, me senté a reflexionar sobre lo que tenía que hacer a lo largo del día. Sin saber como, se me pasó por la cabeza mi infancia y como había logrado llegar hasta donde estoy. Me llamo Alexandre, fui un bebé que nací con una discapacidad, una parálisis cerebral.

    No tengo demasiados recuerdos pues uno ya va mayor, eso sí, debo ser de los pocos que puede recordar sus primeros pasos. Empecé a andar cuando tenía diez años y, desde entonces, ha sido un duro camino el que he tenido que recorrer para superar los baches que se me han presentado; pero las penas hay que dejarlas un poco de lado, no merece la pena revolverse demasiado con aquello que ya ha pasado.

    Con catorce empecé a salir con mis amigos y hermanos; aunque algunos fines de semana me daba mucha vergüenza, porque la gente se quedaba viendo para mí y, a veces, se reían. Incluso en ciertos locales, algunos porteros no me dejaban entrar, decían que yo no podía, por ser “menosválido”. Sin embargo, tengo la suerte de que me defendían cuando ocurría esto, a veces llegábamos a discutir y, finalmente, en ocasiones, me comprendían y me dejaban entrar. Lo pasé muy mal, me preguntaba porqué no podemos ser todos iguales en este mundo.

    Pero mi vida también estaba entonces llena de sueños, y conseguí algunos de ellos. Llegué a trabajar como vigilante, hice algo de jardinería y fotografía, y hasta llegué a montar un kiosko, algo que me cambió la vida. Al trabajar en un lugar así, de cara al público, pude hacer muchísimos más amigos; le llegaron a llamar “el kiosko matrimonial” porque allí nacían muchas parejas, de las que algunas se acabaron casando, y ¡menudas fiestas que organizamos entre colegas!.

    En una de las tantas que montamos, me regalaron una placa y un diploma con las firmas de todos mis “amigo-clientes”; ¡me sentí tan feliz!, se lo agradeceré siempre, pues ha sido una de las mejores cosas que me han ocurrido en la vida.
    Aunque como ya he dicho, llegar a todo esto, que parece poco, no me ha sido nada fácil. Uno ha tenido que aprender mucho para luchar contra la “torpeza” de mi quehacer diario, debiendo superarme a mi mismo en todo momento para comer, andar, vestirme, lavarme, etc.; cosas habituales que otros hacen sin pensar, que para mí son un mundo, así me ha tocado vivir, y aún me falta mucho por recorrer, quiero hacerlo.

    Sigo pensando en los sueños que todavía me quedan por realizar: viajar por el mundo, conocer gente nueva, y… ¡Ring! Aquí está mi acompañante, siempre sonriente, un sueño más que se ha hecho realidad. Abro la puerta y le pido un nuevo favor:
    -¿Podrías ayudarme un momento aquí porfa?, me gustaría escribir unas palabras…

    NOMBRE: Jose Antonio Suárez Estévez

    Publicado en Relatos e poesía.
    Copiar permalink.

    Comentarios pechados.